Menú

InicioSobre Naturmi Cosmética Natural Aceite de argán Opiniones Tienda online

31 ene. 2011

Aceite de argán: un cosmético natural muy completo

El aceite de argán es uno de los aceites vegetales más nutritivos y con más propiedades que existen, tanto para el consumo alimentario como para el cosmético. Este aceite proviene de la presión en frío de la almendra del fruto del argán, árbol endémico del sudoeste de Marruecos. Se distinguen dos tipos: el culinario, que proviene de la previa torrefacción de las almendras (posee un olor a almendras tostadas), y el cosmético, del que hablaremos hoy, con un olor similar al del aceite de oliva, sin torrefacción previa de las almendras.

24 ene. 2011

¿Por qué utilizar cosmética natural?


En primer lugar hay que ser realistas y aceptar la idea de que no existe ningún cosmético “milagro”. La mayoría de cremas antiarrugas que anuncian por la televisión, además de contener químicos que dañan nuestra piel, basan su eficacia en ciertas "trampas", como por ejemplo, sustancias que producen inflamación en la piel para “alisar” las arrugas. Lo mismo ocurre con algunas cremas o aceites para bebés que llevan parafina: aparentemente “hidratan” la piel de forma permanente, cuando en realidad la estamos “asfixiando”, ya que absorbe el agua de nuestra piel al mismo tiempo que tapa los poros

17 ene. 2011

¿Qué es la cosmética natural? (II)

En el post anterior hicimos una introducción a la cosmética natural, explicando por qué es necesaria y destacando su buena tolerancia y afinidad con nuestra piel, además de mencionar cuáles son los principios en común que la definen como tal. En este nuevo post te enseñamos cómo distinguir la cosmética natural de la convencional.

13 ene. 2011

¿Qué es la cosmética natural? (I)


La cosmética natural y ecológica es un fenómeno que está en auge. Actualmente es posible encontrar un gran número de marcas de cosmética natural que ofrecen una amplia variedad de productos respetuosos con la piel y el medio ambiente. Sin embargo, no todo el mundo conoce este tipo de productos ni sabe distinguirlos de los cosméticos convencionales (los que solemos comprar en perfumerías y supermercados), incluso de aquellos que presumen de ser tan caros y lujosos.